GENEALOGÍA_MATEO HEBREO DE SHEM TOV_CAPÍTULO 1:1-16

Posted on Actualizado enn


Introducción: Matityah presenta la genealogía de Yosef, a diferencia de Lucas que presenta la de Miryam. En la de Lucas no se presentan nombres de mujeres; por eso ni siquiera se menciona el nombre de Miryam; y por eso se identifica a Yosef como “Yosef hijo de Elí” (Luc. 3:24). Esto no significa que Yosef fuera hijo literalmente de Elí.

Sabemos que en la cultura hebrea se aplicaba el término “hijo” (ben) también a yernos, e incluso a discípulos. Así como la palabra “padre” puede aplicarse a un abuelo, un antepasado, y hasta a un maestro. Un ejemplo de esto es el caso en que el rey Shaúl llama “hijo” a Dawid en 1 Shemuel 24:16; 26:17, 21,25. Y Elishá (Eliseo) llama “padre mío” a Eliyáh, que era su maestro (2 reyes 2:12) Pero aquí en este registro Matityah traza la genealogía de Yahshúa a través de Yosef, por la razón que veremos más adelante.

1:1 Estas son las generaciones (Éleh toledot) La palabra toledot tiene varios significados: En Génesis 6:9 significa “historia”. En 2:4 significa “orígenes” y en 5:1 significa “generaciones”. Aunque el término dorot es el que se usa generalmente para “generaciones”, toledot también conlleva ese significado.

Yeshúa. En esta introducción Matityah no llama “Mashíaj” a Yahshúa, pero sí en otros pasajes posteriores. El rabino Shem Tov, que copió este documento de unos nazarenos que se lo prestaron abrevió siempre el nombre de Nazareno como Yeshu, excepto en dos pasajes donde lo transcribió más completo. En 1:22 lo transcribió como Yeshúa, y en 6:5 lo transcribió como Yahoshúa. En nuestro texto seguimos la forma Yeshúa por ser la más común entre los judíos, pero en nuestras notas seguimos la otra abreviación más larga, Yahshúa, que viene del original Yahoshúa. Me parece que el texto que vio Shem Tov contenía el nombre completo, Yahoshúa, y él lo abrevió debido a la repulsión que sienten los judíos por el nombre del Nazareno, por eso lo abrevian a la forma más simple del arameo, Yeshu. Algunos explican que ellos tomen yeshu como un acróstico que significa “Que su nombre y su memoria sean borrados”, pero tal interpretación parece fabricada porque en arameo es común abreviar el nombre Yeshúa como Yeshu. Eso se da también con otros nombres, como Yaaqov, que se abrevia Yimi, o Gimi; y Binyamín se abrevia modernamente con el apodo Bibi.

Hijo de Dawid. Aquí la palabra hijo tiene que significar “descendiente” pues igualmente Dawid no era hijo de Abraham pero sí su descendiente. Según las profecías de Isaías 11:1 y Oseas 3:5, el Mashíaj tiene que ser descendiente del rey Dawid. Por eso, tanto el registro genealógico de Lucas como el de Matityah se remontan hasta Dawid.

1:5 Rajav la ramera. Aunque en este manuscrito está la palabra hazonáh (la ramera), en algunos manuscritos hebreos de Shem Tov no está, como tampoco en la Peshita aramea.

Por eso la hemos puesto entre corchetes como dudosa. Es curioso que el Mashíaj tenga en su genealogía a una ex-ramera como Rajav. Es obvio que, después de ser salvada de la destrucción de la ciudad de Jericó, Rajav se convirtió a la fe hebrea y se casó con el israelita Salmón. En este mismo verso se menciona a otra mujer extranjera, Rut, que se casó con el israelita Bóaz y llegó a entrar en la línea genealógica del Mashíaj.

1:6 Shelomóh… de la esposa de Uriyah. Aunque no por nombre, Bat Shevah es la tercera mujer que se menciona en esta genealogía. Fue una mujer adúltera que tuvo intimidad con Dawid estando casada con Uriyah. Pero después de muerto su esposo Uriyah, Bat Sheva vino a ser esposa de Dawid, y de ella nació Shelomoh. Parece que en estos asuntos Yahweh no es tan exigente como algunos religiosos. Según Oseas 3:5 y Jeremías 23:5 y 30:9, el Mashíaj tenía que ser descender de David por la línea de Shelomóh.

1:8 Yoram. Una genealogía más completa de Yahshúa está en 1 de Crónicas 3:10-17; en este registro Matityah abrevia la lista pues para su propósito no es necesario mencionar todos los nombres. Pero en realidad Yoram engendró a Ajazyahu, Ajazyahu engendró a Yoash, Yoash engendró a Amatzyahu, y Amatzyahu engendró a Uziyáh. Por la misma razón Matityah incluye nombres de mujeres en el listado. No es extraño ver genealogías incompletas o abreviadas en las Escrituras Hebreas. Como nos hace notar Avdiel en sus notas, véase este ejemplo:

En 1 de Crónicas 6.4-14) se mencionan: Merayot, Amaría, Ajituv, Tzadoq, Ajimaatz, Azaryah, Yojanán, Azaryah, Amaryah… Serayah, Yehotzadaq.

Pero en Esdras 7:1-5, en la misma lista, se mencionan sólo algunos: Merayot… [Los que están en bastardillas arriba no aparecen aquí]… Azaryah, Amaryah… Serayah… Ezrá.

Esas omisiones no constituyen un error; simplemente reflejan la intención del escritor de acortar la lista en pro de la brevedad.

1:9 (a Yotam… engendró) El Paréntesis en nuestro texto castellano indica que el texto incluido no aparece en el manuscrito en que basamos esta versión, pero aparece en otros manuscritos hebreos de Shem Tov y por eso se incluye. Los corchetes indican palabras que han sido añadidas al texto hebreo en su transmisión. Y las palabras en bastardilla han sido añadidas por este editor porque están implícitas en el texto hebreo.

1:11 Yekhanyah. Es el mismo Konyahu de Jeremías 22:24, 30. Ahí se registra que Yahweh pronunció una maldición contra Konyahu (Conías): “¡Por vida mía –declara YHWH, que si tú, oh rey Konyahu, hijo de Yahoyaqim, rey de Yahudah, fueras el anillo de sellar en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría! … 30 Así ha dicho YHWH: Inscriban a este hombre como uno privado de sucesión, un hombre que nunca será hallado aceptable; porque ningún hombre de su descendencia será aceptado para sentarse en el trono de Dawid y gobernar de nuevo en Yahudah”.

Sin embargo, más tarde Yahweh mismo retiró esa maldición. Véase esta comparación que nos hace notar Avdiel:

Maldición pronunciada: “Inscriban a este hombre como privado de sucesión” (Jer.22.30).

Maldición retirada: “… y los hijos de Yekhonyah, el cautivo: Shealtiel su hijo, (18) Malkiram, Pedayah, Shenatsar, Yeqamyah, Hoshamá y Nedavyah. (Crónicas 3:17, 18 VIN)

Maldición pronunciada: “un hombre que nunca será hallado aceptable; porque ningún hombre de su descendencia será aceptado para sentarse en el trono de Dawid y gobernar de nuevo en Yahudah”. (Jeremías 22:30 VIN)

Maldición retirada: “Y vino por segunda vez la palabra de Yahweh a Jagay el día 24 del mes: 21 Dile a Zerubavel el gobernador de Yahudah: Voy a estremecer los cielos y la tierra. 22 Y derribaré los tronos de reinos y destruiré el poderío de los reinos de las naciones. Derribaré carros y sus conductores. Caballos con sus jinetes caerán, cada cual por la espada de su compañero. 23 En ese día –declara Yahweh de los ejércitos– te tomaré, mi servidor Zerubavel hijo de Shealtiel –declara Yahweh– y te pondré como anillo de sellar; porque yo te he escogido –declara Yahweh de los Ejércitos. (Aggeo 2:21-23 VIN)

Según la tradición judía (Séfer Orjot Tzadiqím, sección Shaar haTeshuvah, Yekhanyah se arrepintió de corazón y por eso se le retiró la maldición.

1:16 Yaaqov engendró a Yosef. La genealogía de Matityah, que es más precisa y explícita que la de Lucas, dice que el padre de Yosef el betlejemita se llamaba Yaaqov, mientras que la genealogía de Lucas dice que Yosef era hijo de Elí; lo que muestra que en la genealogía de Lucas la palabra “hijo” debe entenderse como “yerno”; por lo tanto Elí era el padre de Miryam (María) y yerno de Yosef. De modo que la genealogía de Lucas es la de Miryam, que también es descendiente de Dawid.

En Lucas 1:36 el mensajero celestial llama a Elisheva, la esposa del sacerdote Zekharyah, “tu parienta Elisheva”; en griego: he sunguenís sou”, literalmente “la parienta tuya”. En el texto hebreo de Delitzsch se usa aquí la palabra T בָתְֵ Y קְר qerovatékh, que también significa “tu parienta”. Algunos, basados en versiones inglesas que dicen aquí “cousin” alegan que Elisheva y Miryam eran primas; pero todas las versiones españolas que he consultado traducen sunguenís como parienta, no como prima. Un pariente puede ser cualquier persona ligada a uno por consanguinidad o por casamiento con otro pariente. En Levítico 18:6 dice: “Ninguno de ustedes deberá allegarse a algún pariente carnal para descubrir su desnudez”. Sin embargo, más abajo prohíbe, por ejemplo, allegarse a “la esposa de tu padre” [tu madrastra] (v. 8); y “tu nuera… la esposa de tu hijo”. (v.15). Tu madrastra y tu nuera no son parientes consanguíneos tuyos, sin embargo la Torah las considera tus parientes. Del mismo modo, Elisheva era una pariente aún más lejana de Miryam pues Miryam no era pariente de Zekharyah el esposo de Elisheva, pero algún ascendiente de Elisheva la yahudita se casó con un levita y así la yahudita vino a ser parienta de Miryam. No era inusual en la antigüedad que se casaran personas de diferentes tribus, y esto hace compleja la identificación de los parentescos. Así que no es verdad, como dicen algunos, que Yojanán y Yahshúa eran primos. Para ellos ser primos sus madres tenían que ser hermanas. Si se examina cuidadosamente la genealogía de Lucas, se verá cómo se mezclaron las descendencias levítica y yahudita (judía), llegando hasta “Matatá, hijo de Natán, hijo de Dawid”, (Luc. 3:31, 32) Así que Miryam es claramente descendiente de Dawid.

Anuncios