CÓMO SE CELEBRA YOM TERUAH

Posted on Actualizado enn


En los días del sacerdocio levítico se realizaban ofrendas encendidas, sacrificios en general y libaciones (es decir derramar agua, aceite o vino, sobre un altar). Todo lo cual, los que estamos bajo el Mesías ya no lo realizamos, por entender que con el Mesías Yahoshúa, todos los sacrificios fueron completados y suplidos por el, una vez y para siempre (Ivrym/hebreos 7:27 y 9:12).
Heb 7:27 El no necesita, como los otros sumos sacerdotes, ofrecer cada día sacrificios, primero por sus propios pecados y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. (VIN2007)
Heb 9:12  […]  entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, logrando así  eterna redención. (VIN2007)
Por tanto hoy solo se realiza o se debe realizar, el clamor. Sea esto a través de la alabanza y/o la oración. (Y aclarando que por supuesto este es un día de reposo de las actividades generales, es decir que si es posible no se debe trabajar)
¿Qué se puede hacer hoy día en “Yom Teruáh”?
Bueno, se puede hacer lo siguiente:
1º) Descansar (ya que es día de reposo).
2º) Entonar alabanzas (con gran jubilo).
3º) Orar (en actitud de alerta).
4º) Leer las escrituras (con gozo y alegría).
Todas estas acciones, como se ha descrito, se deben realizar, con “Teruáh”, es decir con alto volumen y mucho ruido, en la medida de lo posible y según corresponda, ya que no es necesario, que estemos a los gritos en nuestras casas o congregaciones. Debido a que se apunta al espíritu o esencia de dicha fiesta o celebración, pero por supuesto sin caer en excesos. Así que por lo tanto, como las demás moedim, esta, es una ocasión de reposo y meditación. Aunque a diferencia de las otras Moedim, en esta se hará todo eso, pero con gran júbilo y aun con gran ruido, es decir con absoluto Teruáh. No obstante como nosotros somos todos nuevos en esta emunah/fe, aun estamos aprendiendo como realizarla y vivirla. Por tanto debemos tener paciencia, hasta que sepamos bien como hacerlo y no crearnos cargas por ello.
COMENTARIO FINAL
Esta celebración, como las demás nos habla del Mesías, trayéndonos el grato recuerdo en este caso, el de estar vigilantes ante su venida. Y como en la antigüedad era una celebración para el recordatorio de estar alertas, así mismo hoy día mantiene el mismo significado. Ya que ahora debemos continuar alertas y más, que nunca, debido a que este no es un llamado a la guerra sino un llamado al recibimiento y unión con el Mesías. Lo cual es de suponerse que nadie se lo quiere perder.
Así que estemos firmes y sin bajar los brazos, alertas y vigilantes, sabiendo que en un tiempo como este, el regresará.
Amen!!!